De Japón y pelotas de golf

golf

De Japón y pelotas de golf

Esta semana os voy a contar una conocida historia sobre exportadores:

Un fabricante americano de pelotas de golf detectó una gran oportunidad de mercado en Japón. Y razón no le faltaba: Japón era un mercado potencial.

Cumplía todos los requisitos: la economía japonesa estaba creciendo, el consumo también y, sobre todo, el golf realmente parecía despuntar en el mercado japonés.

Sin embargo (y sin motivo aparente) las ventas fueron catastróficas.

Tras mucho indagar, visitar a sus (pocos) clientes japoneses e invertir una buena cantidad de dinero descubrió por fin qué sucedía:

Las pelotas de golf que fabricaba se comercializaban en paquetes de cuatro, y el cuatro es el número de la mala suerte en Japón…

¿Quién querría comprar un producto que da mala suerte?

Las diferencias culturales y los diseños de packaging pueden tirar por tierra toda una estrategia de exportación, haciéndonos perder mucho dinero.

Por suerte hay maneras de anticiparse a todos estos problemas antes de que sea demasiado tarde, y si estás leyendo este blog es porque ya conoces una ; -)

Javier Expósito

CEO de Exportory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit exceeded. Please complete the captcha once again.