Japón, el mundo al revés

puerta_fria_japon

Japón, el mundo al revés

La puerta fría. Esas tres palabras que a más de uno da escalofríos (me vais a tener que permitir este chiste tan rematadamente horrible).

Es cierto, no nos gusta hacer puerta fría del mismo modo que no nos gusta que nos hagan puerta fría, pero vamos a analizar porqué:

A nadie nos gustan los vendedores de líneas telefónicas ni los de enciclopedias. Y lo que es peor: a nadie nos gusta un vendedor que nos coloca su producto como si fuera una enciclopedia.

Me decía un buen amigo que las ventas son sensaciones.  No podría estar más de acuerdo pero, ¿cuál es la sensación que buscamos?

Sencillo: Vender. Fin último y principal por el que un día decidimos montar una empresa.

Por ese motivo la próxima vez que hagas “puerta fría” a un posible distribuidor de tu producto recuerda que no vendes enciclopedias, le estás ofreciendo una oportunidad de negocio.

Esto funciona así en casi todos los países del mundo… En “casi” todos.

Por eso hoy vamos a ver uno en el que NO funciona: Japón.

Japón, el país de las relaciones personales, el país de la comunicación no verbal, el país de “inserte cualquier otro cliché” y el país en el que no funciona la puerta fría.

La verdad es que las relaciones personales cobran una importancia tan alta en Japón que tu cliente potencial sólo te recibirá si vas referenciado por alguien en quien confía y a quién respeta.

Por lo tanto el camino a Japón no es el contacto de un distribuidor sino el de un buen conector.

Si quieres saber más sobre cómo vender en Japón te invitamos a que le pegues un vistazo a Japón Freemium en nuestra página web.

Javier Expósito

CEO de Exportory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit exceeded. Please complete the captcha once again.