Más allá de los Urales

rusia

Más allá de los Urales

Gran parte del comercio internacional se mueve a través del mar, pero en algunos casos, puede resultarle más rentable a una pyme exportadora el transporte por carretera o el transporte por ferrocarril, es el caso cuando se decide realizar cualquier transacción entre países de Europa, incluso, si quisiéramos investigar sobre las oportunidades de mercado en Rusia.

Rusia, es un país transcontinental, es decir, su ubicación abarca más de un continente, siendo en este caso el de Europa y el de Asia, por lo tanto, la red de relaciones comerciales es bastante amplia. El estado ruso se encuentra en progreso de modernización de toda infraestructura para mejorar tanto la red terrestre como la red ferroviaria, de esta manera, el gobierno ruso estableció un plan detallado de medidas en varios ámbitos para regenerar las inversiones extranjeras, algunas de ellas son:

  • Mejorar la administración de las aduanas, cuyo principal objetivo es minimizar los tiempos de espera en el despacho aduanero y ampliar la utilización de la declaración electrónica.
  • Mejorar las condiciones para la empresas en el ámbito de la construcción, de tal manera que se reduzcan los plazos de los permisos de edificación y explotación, y a la vez reformar el sistema de regulaciones técnicas agilizando los trámites burocráticos.

Hay que recordar, que Rusia forma parte de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que son unas nuevas economías emergentes y que poco a poco están avanzando con paso firme en el mundo de las relaciones comerciales internacionales.

Respecto a la exportaciones a este país, están bien definidas por el comprador ruso, ya que en el caso de España, vende a Rusia:

  • Textil (sobre todo para mujeres)
  • Pavimentos y revestimientos cerámicos
  • Componentes automovilísticos.
  • Productos químicos y plásticos.
  • Aceitunas, aceite de oliva y vinos.

El perfil del cliente ruso acostumbra a ser de carácter impulsivo, dándole especial importancia a los productos de marca, así como a su vida útil, a esto hay que sumarle que su cultura del ahorro no es muy arraigada, ya que no tienen mucha confianza con el sistema bancario.

Por esto, es el momento de creer e interesarse por el mercado soviético, debido a que entre la claridad y la particularidad de los productos atraídos, podemos sacar partido a una buena oferta comercial y estrechar sólidas negociaciones.

 

Rafael Montoya Carpi

Colaborador

Enlace a LinkedIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit exceeded. Please complete the captcha once again.